martes, 7 de febrero de 2012

Los protocolos de Caín en la mente de nuestros niños


Un experimento hecho en México en el marco de una campaña contra el racismo demostró que este problema aparece desde la niñez y se transmite por el entorno social.

En un video difundido hoy se aprecia a varios niños encuestados, a los que se les muestra dos muñecos de bebé: uno blanco y otro negro. Consultados sobre cuál es feo o malo, la mayoría de niños se inclina a señalar al muñeco moreno. 

La investigación, que forma parte de la campaña ‘Racismo en México’, replica un estudio hecho en EEUU en los años treinta. El video fue elaborado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) en un espacio de confianza en donde los niños contestaron con total libertad. 

Los investigadores aclaran que los padres de los niños dieron su consentimiento para su difusión, con el fin de concientizar sobre el problema del racismo. Subrayaron que los menores no son casos aislados, sino reflejo de lo que la sociedad produce. 

Como dato extra, aunque bastante sintomático, se informa que el muñeco moreno tuvo que ser pintado, pues ninguna juguetería vendía uno de ese color. 

El Conapred también expone que seis de cada 10 mexicanos afirman que se insulta a la gente por su color de piel. Sin embargo, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación realizada en ese país en 2010, se margina también a personas con alguna discapacidad, con ideas políticas, religiosas y preferencias sexuales diferentes. 

Miren este video con espíritu y mente bien abierta
video

NOTA PROFÉTICA 

Muchas veces, al soñar pensando en un mundo mejor, nuestras miradas se inclinan hacia nuestros hijos. Desde esta posición las expectativas que se generan convierten a nuestros niños en los “redentores” de la próxima generación. De inmediato esa perspectiva nos llena de esperanza que nos eleva a imaginar un futuro sin barrera alguna entre los hombres. “¡Ellos serán los que cambiarán la herencia corrupta que aparentemente le dejamos!”, nos decimos para consolarnos.

Pero hoy y desde este tipo de análisis investigativo, notamos que esas expectativas se encienden desde ilusorias ideas. Ya que los niños de hoy, nuestros hijos, no llegarán a cumplir esa misión redentora imaginada sino nos ponemos antes a cambiar nuestra manera de pensar. Esto demanda un gran trabajo espiritual que solo se llevará exitosamente a cabo si acudimos al Eterno y Verdadero Dios como Consejero al respecto.

Sabemos que este esfuerzo es necesario que sea hecho hoy, aquí y ahora, con aquellos que hoy mismo están infectándose en su crecimiento de paradigmas inadecuados. También ya entendemos que no se alcanzará nada bueno si los hombres se obstinan en hacerlo independiente de la Revelación de su Diseño Original: un ser humano en posición de obediencia a la Voluntad del Padre Eterno que es buena, agradable y perfecta. 

Desde esta investigación se discierne claramente el racismo que todavía habita en los corazones humanos. El rechazo y la intolerancia existen como lo que son: la simiente de la serpiente y están incrustados en los seres humanos desde la caída dimensional del Edén. Es urgente que nuestras conciencias se abran a la soberanía de la Mente de Cristo y con ella nos esforcemos para combatir la simiente luciferina manifestada en esa generación cainita que gobierna los principios cultuales y por lo tanto culturales del mundo en cada rincón de nuestro planeta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More